Banco de Arguin

Escala ecológica

Arena dorada y aguas cristalinas, refugio de aves marinas y fondeadero de isla desierta confieren encanto y atractivo a la Reserva Natural del Banco de Arguin, situada a la entrada de la Bahía de Arcachon. Navegantes de recreo, criadores de ostras y amantes de la naturaleza conviven apaciblemente demostrando un gran respeto por el lugar. Este banco de arena es el mayor del litoral del Gironda y, a marea baja, se extiende en 4 kilómetros de largo por 2 de ancho. Al pisar su arena, se tiene la increíble sensación de vivir un paréntesis mágico, un momento privilegiado. ¡Paradisíaco!

Aire marino y amplios espacios

Nos preguntamos si sigue siendo el mismo desde hace décadas. Pues la respuesta es no, porque la forma del Banco de Arguin cambia constantemente, moldeada por los vientos y las corrientes marinas. Aquí reina la naturaleza. Sus archipiélagos han sido colonizados por la flora típica de los medios litorales del Suroeste, con presencia de especies protegidas, como la linaria y la zostera marina, y por una fauna que goza de estrictas medidas de protección. En efecto, el Banco de Arguin es un lugar de nidificación de aves como el charrán patinegro o el ostrero euroasiático. La Reserva también es un espacio importante para muchas especies invernantes y migratorias.

 

Lugar excepcional que merece protección

Evidentemente, al Banco de Arguin se accede en barco. Exceptuando un perímetro de protección señalizado, se puede acceder libremente todo el año y se organizan visitas periódicas. Declarado “reserva natural” en 1972, se le aplican normas muy estrictas. Por ejemplo, están prohibidos:

  • los perros,
  • la caza,
  • la destrucción y la recolección de plantas,
  • la acampada y el depósito de basura, así como el fondeo de barcos entre la puesta del sol y el amanecer.

Otro Banco de Arguin en Mauritania

¿Ha dicho Arguin? No se sabe con certeza cuál es el origen de su nombre, aunque en Mauritania existe otro Banco de Arguin, cuyo nombre está relacionado con un término bereber referido a una planta local. Este banco africano tiene la triste fama de haber sido el escenario del naufragio, en 1816, de la fragata francesa La Méduse. Unos años después de este trágico acontecimiento, el ingeniero francés Paul Monnier escribe Arguin por primera vez en un mapa náutico de la Bahía de Arcachon. ¿Tal vez le llamara la atención la peligrosidad de las Passes, los pasos de acceso famosos por sus naufragios, o el parecido entre el paisaje y la costa mauritana?