Dune du Pilat

¡Dónde la arena alcanza altas cumbres!

Fuera de los caminos trillados

Da la sensación de que todo el mundo conoce este monumento natural en constante movimiento. Sin embargo, encierra muchos secretos que los que se limitan a subirla hasta su cumbre no pueden adivinar. Para desentrañar los misterios de este espacio que goza de una protección estricta, el Grand Site de la Duna de Pilat organiza numerosas actividades para pequeños y mayores y, en particular, paseos con guía durante el día y al atardecer, talleres y noches cuentacuentos para adultos. En función del tiempo, se ofrecen también: talleres de juegos infantiles, un puesto de observación con catalejos en la cresta de la duna, un sendero para descubrir el bosque y una exposición sobre la cara oculta de la duna. Inscripciones en el espacio de recepción de la duna o llamando al +33 (0)5.56.22.12.85.

Hace 2600 años…

Las medidas de la famosa dama blanca son impresionantes: 106 m de alto por 2,7 km de largo. 60 millones de metros cúbicos de arena y una historia milenaria. Recientes excavaciones arqueológicas han demostrado que los humanos ocupaban este lugar hace 2600 años.

 

 

Varios accesos

Puedes acceder a la duna desde el aparcamiento situado a sus pies, por el lado del bosque. Una vez el coche aparcado, pasarás delante de las tiendas, podrás saborear un helado para tomar fuerzas y subir por la escalera instalada de abril a noviembre. Además, existe otro acceso desde la Avenue Louis-Gaume, por la escalera de la Corniche, al lado de la estela a los marineros desaparecidos en el mar. Baja y llegarás directamente a la playa, al pie de la duna. Esta escalera está equipada con plataformas miradores y carteles sobre la fauna y la flora. Visita la duna al anochecer, con la puesta del sol, para disfrutar de la magia del momento.

Consulta en tiempo real el número de personas que utilizan el parking aquí