Aire marino, fragancia de pino, sabores salados… ¡la vida en Arcachon es todo un arte!

 

¿No sabes donde pasar tus próximas vacaciones? Si dudas entre mar y tierra, Arcachon y su bahía tiene ambos y esconde incontables tesoros.

Como la duna de Pilat o la punta de Cap Ferret, que hacen de nexo simbólico entre el océano y el continente, este pequeño mar interior está enmarcado por dunas de arena dorada, orillas azuladas y verdes bosques. Una paleta de colores naturales y de luminosidad marina de ensueño…

La bahía de Arcachon no se visita, se vive.

El estilo de vida de Arcachon

A menos de 3 h de París y a 1 h de Burdeos, la bahía de Arcachon es un caleidoscopio de paisajes naturales y marítimos compuesto por diez pueblos a cada cual más coqueto: Arcachon, La Teste de Buch, Gujan-Mestras, Le Teich, Biganos, Audenge, Lanton, Andernos-les-Bains, Arès y Lège-Cap Ferret.

Arcachon, cuyos orígenes se remontan a la moda de los baños de mar en el siglo XIX, ha sabido conservar sus tradiciones, su autenticidad y su singularidad. Aquí el aire marino y las mareas marcan el ritmo.

Destino costero por excelencia con sus playas de arena fina, sus dunas majestuosas y sus bosques de pinos interminables. Un yacimiento inagotable de aventura para las personas más activas: rutas de senderismo y pistas ciclistas en plena naturaleza, spots de surf y lagos aptos para la práctica de todo tipo de deportes náuticos.

En Arcachon tomarse las cosas con calma es una filosofía de vida. ¡Un pedacito de paraíso para los hedonistas!  Cierra los ojos y relájate con el sonido de las cigalas de fondo, pasea sin rumbo por el puerto de Arcachon y sus mercados de mil y un sabores o escucha el suave murmullo del agua a bordo de un barco en dirección a la Isla de los Pájaros.

Tómate tiempo también para visitar la lonja de Arcachon, pasar un buen momento en una cabaña ostrícola y apreciar el buen hacer ancestral de los ostricultores. Por último, toma una docena de ostras con una copa de vino blanco, y los pies en la arena. ¡Un ritual sin el que tus vacaciones no serán lo mismo!

Saborea el momento presente… ¡Qué bien se vive en Arcachon!