© VACHERON ALAIN

A merced del viento en un velero

¿Ganas de aventura, adentrarte en el mar y navegar a la merced del viento?
La bahía de Arcachon te invita a una escapada en velero.

La bahía de Arcachon es un lugar de ensueño para hacer un crucero en velero en un mar interior de paisajes costeros exclusivos.

En pareja, con la familia o los amigos, alquilar un velero en la bahía de Arcachon es la garantía de una escapada en total libertad. Desde la Duna de Pilat al Banco de Arguin, desde Arcachon a la Isla de los Pájaros o incluso desde Andernos-les-Bains a Lège-Cap-Ferre, las maravillas de la bahía de Arcachon y el golfo de Vizcaya te deparan para unas vacaciones inolvidables.

Por un día, un fin de semana o más tiempo, embarca en un velero en el puerto de Arcachon y surca las aguas azules de la bahía. Con el cabello al viento, respira, olfatea el aire marino y siente en tu piel las salpicaduras del mar que acompañarán tu incursión en velero a través de paisajes dignos de postal.

Tienes dos opciones.

Alquilar un velero por tu cuenta

Si tienes conocimientos de navegación recreativa, puedes optar por alquilar un velero privado y navegar con total libertad. Si maniobrar, cambiar de rumbo, izar las velas y tomar el timón no tiene ningún secreto para ti, entonces esta es la mejor manera de explorar la bahía a tu ritmo.

Disfruta de los placeres de una navegación interesante a nivel técnico y a la vez repleta de sensaciones en las aguas resguardadas de la bahía de Arcachon. Amarra en uno de los pueblos ostrícolas que encontrarás en el camino para degustar ostras o marisco. ¡Momentos de máxima felicidad!

 

Excursión marítima, privatización de un velero y alquiler con patrón

Para un paseo distendido sin que tener que estar mirando todo el tiempo al horizonte, puedes optar por una excursión en velero en compañía de un profesional experimentado. Embarca con una tripulación profesional en el puerto de Arcachon para una experiencia inolvidable en el mar. Un crucero para relajarte, disfrutar de las interminables vistas del litoral, las calitas vírgenes, los pueblos costeros típicos de la bahía, el suave balanceo del agua y la tranquilidad que se respira en el ambiente.

¡Un viaje a merced del viento por los más bonitos parajes de la bahía de Arcachon!