Probar el “cannelé” / la “dune blanche”

Delicias pasteleras 100 % locales

Ñam, ñam… ¿Qué mejor que terminar la comida con un toque dulce o hacer felices a los niños a la hora de la merienda?

El gourmet que llevas dentro está deseando probar los dulces típicos, a veces de nombres extraños, que no te puedes perder por nada del mundo. Disfruta del sabor auténtico de los grandes clásicos en las prestigiosas pastelerías de Arcachon, la Teste de Buch y Gujan-Mestras. Prueba algunos de los dulces tradicionales que marcarán el recuerdo de tus vacaciones de Arcachon.

¡A consumir sin moderación!

El «cannelé»

Adalid de los dulces de Gironda, el cannelé de Burdeos es también protagonista en Arcachon. Este dulce tradicional de masa blanda tiene forma de cilindro estriado.

Su antigua receta se remonta al siglo XVII y se basa en ingredientes muy simples (harina, huevos, leche, azúcar, ron…). Caramelizado y crujiente por fuera, blandito y fundente por dentro. La combinación aromática del ron y la vainilla es sencillamente exquisita.

Aviso a los gourmets: aunque los cannelés pueden encontrarse en numerosas panaderías de Arcachon, hay algunas que sobresalen con la promesa de daros a probar los mejores cannelés de Francia.

 

La Dune Blanche

Su nombre quiere decir «duna blanca” y alude a una playa de la península de Cap-Ferret. Se trata de uno de los postres estrella que pueden degustarse durante todo el año en la bahía de Arcachon y Burdeos.

Este dulce, elaborado en Grand Piquey, conquista a los gourmets ¡desde 2008! La Dune Blanche es creación del hijo de Pascal Lucas, artesano panadero. Al regresar de fiesta con sus amigos, Brice Lucas tenía por costumbre rellenar las chouquettes que habían sobrado de la pastelería de su padre con una ligera nata montada. ¡Un antojo nocturno con un futuro de lo más prometedor! En cuestión de años, estos etéreos pastelillos rellenos de nata se hicieron increíblemente famosos en todo el suroeste francés. La Dune Blanche es en la actualidad el dulce emblemático de Arcachon y Cap-Ferret.

Déjate tentar: puedes probar esta exquisitez en su versión clásica o en 5 sabores diferentes (frambuesa-chocolate blanco, caramelo-mantequilla salada, crocante de sésamo, Nutella o chocolate negro).

¡Delicioso!

 

La Dunette

Con sus tres tiendas en La Teste, Moulleau y Arcachon, la pastelería Marquet es la autora de esta delicia sobre el tema de la Bahía: la famosa “dunette” (dunita). Está elaborada con pasta de almendras al aroma de aguardiente Fine de Bordeaux, piñones y una base de chocolate con leche.

¡Exquisito!