Alquilar un barco en Arcachon

¡La mejor manera de explorar la bahía de Arcachon es en barco!

Con el aire marino en la cara y la emoción de surcar este auténtico mar interior, la mirada escudriña el horizonte de la bahía de Arcachon, preludio de un crucero fuera del tiempo y de lo más revitalizante.

Y es que recorrer la inmensidad de la bahía de Arcachon en barco llevará tus vacaciones a otro nivel.

Alquilar un barco con o sin licencia

Un mar en calma, buenas condiciones de navegación y hermosos paisajes: estas tres cosas convierten la bahía de Arcachon en uno de los lugares más seguros para iniciarse en la navegación de recreo en familia o con amigos.

Buena noticia: para disfrutar de este paraje idílico, puedes alquilar un barco con o sin licencia.

En función del presupuesto y las ganas, este destino predilecto de la náutica ofrece una amplia selección de barcos de alquiler. Súbete a bordo de un velero, un yate, una lancha semirrígida, un day cruiser, un catamarán, un barco eléctrico o a motor para pasar un día inolvidable en el mar. Las pinazas o “pinassottes” también están disponibles para alquiler. Estas embarcaciones tradicionales de madera forman parte del paisaje de Arcachon desde el siglo XVI.

Si no tienes licencia de barco, en Arcachon puedes alquilar un barco con patrón o un barco sin licencia.

Aprovecha esta escapada náutica para soltar el ancla y relajarte a bordo, dejándote mecer por el suave movimiento de las olas. Abre los sentidos al sosiego y la quietud del océano, practica la pesca o date un chapuzón. ¡Libertad y relax 100 % garantizados!

 

Explorar la bahía de Arcachon en barco

Con salida del Puerto de Arcachon, suelta amarras para una aventura marítima en la que descubrirás las maravillas y los enclaves secretos de la bahía.

No te pierdas la Isla de los Pájaros y sus famosas cabañas zancudas. Al sureste, la isla de Malprat y los brazos del delta del Eyre, auténticos santuarios salvajes de biodiversidad. Navega a lo largo de los pueblos ostrícolas de la península de Cap Ferret (Piquey, Piraillan, le Canon, l’Herbe, etc.) y los parques ostrícolas por los que es famoso Arcachon.

En la salida de la bahía, la majestuosa duna de Pilat se desvanece a lo lejos entre diferentes tonos de azul. ¡Qué maravilla!

Frente a la duna de Pilat, el Banco de Arguin es recodo paradisiaco e insólito donde los navegantes aficionados adoran detenerse para darse un baño en sus aguas cristalinas.

Sea cual sea el programa de navegación, la exploración de la bahía de Arcachon se adapta a todos los gustos. De hecho, es idónea para la práctica de deportes náuticos de tracción (banana boat, kneeboard, wakeboard y esquí náutico).

Los amantes de la tabla y las emociones fuertes disfrutarán a lo grande.

Reserva la actividad acuática adecuada para ti

AQUÍ